Aug 19 2013

2013 – El Nuevo Herald

Gisela López Mata

El perfil de Miami ha ido cambiando constantemente a medida que sus edificios se multiplican hasta el infinito. En el panorama arquitectónico de la ciudad, a gran escala, lentamente y como si hablaran en voz baja y no quisieran asustar a nadie, han aparecido formas audaces fabricadas con nuevos materiales y equipadas con una avanzada tecnología. El estilo mediterráneo que abunda en la Florida, especialmente en las residencias de lujo, se ha visto penetrado por una ola de modernidad donde las referencias históricas han sido sustituidas por las innovaciones.

Para una serie de firmas de arquitectura de Miami la oportunidad de ampliar susmedios de expresión y reflejar lo mejor de sus tiempos de una manera no tradicional ha sido acogida con energía y optimismo. Jackie y Carlos Touzet, el matrimonio de arquitectos que dirige el Touzet Studio, son parte activa de este momento de transformación. En unos años han logrado un sello que identifica sus trabajos y los hacen parte de la nueva imagen de la ciudad. Ambos, nacidos en Cuba, llegaron a Miami cuando aun eran muy pequeños y aunque no se conocieron hasta mucho después siguieron una trayectoria similar. Estudiaron en prestigiosas escuelas de diseño, Cornell y Princeton, y decidieron dedicarle sus vidas profesionales a la arquitectura.

Carlos Touzet estima que es a través del diseño y explorando nuevas tecnologías que ha logrado mantenerse actualizado en matemáticas y ciencias, sus materias preferidas. Por su parte Jackie Touzet nos muestra los nuevos materiales que han especificado en sus últimos trabajos principalmente en el área de la conservación de energía. Ambos consideran que “trabajando con el cliente y estableciendo el programa a seguir, identifican lo que quieren lograr, pero que el verdadero reto está en obtener un resultado que refleja lo que el usuario quería pero no había podido expresar”. De ahí que entre sus clientes se encuentrenpersonajes artísticos e inventores con los cuales han establecido una estrecha comunicación. Para Jackie y Carlos este diálogo es uno de los aspectos más estimulantes en el proceso de diseño.

En el Touzet Studio la inclusión de las características naturales de la ciudad es otro de los principales ingredientes de sus trabajos de arquitectura. El contexto físico y cultural que toma en consideración, desde la filtración y reflexión de la luz natural, las brisas y el paisaje, hasta la manera de congregarse es vital. Reconocen su interés por el modernismo que se desarrolló en Cuba antes del 1959 y que se paralizó a raíz de la revolución cubana. Jackie y Carlos Touzet recuerdan la pasión con que los arquitectos cubanos de los años 1940 y 1950 respetaron el entorno e incluyeron las formas del movimiento moderno internacional del momento dentro del contexto regionalista de Cuba para crear una arquitectura tan contemporánea como autóctona. De manera similar, el diseño del Touzet Studio contiene múltiples detalles dirigidos a reconocer la naturaleza de Miami tanto exaltando sus virtudes como modificando sus desventajas. El resultado incluye la creación de sombras por medio de aleros y vegetación, el uso de superficies perforadas para facilitar la ventilación cruzada, vitrales que filtran la luz, y la utilización de los patios, las persianas y los portales. La inclusión de estos tres elementos que el profesor y arquitecto Eugenio Batista (1900-1992) identificó como la esencia de la arquitectura moderna cubana es parte importante del vocabulario arquitectónico de los Touzet.

Esther Percal, conocido personaje local en el mundo de los bienes raíces, especializada en propiedades cerca del mar, está al tanto de las tendencias y gustos de las celebridades que habitan en Miami. Esther ha presenciado desde el litoral la emergente construcción contemporánea donde antes solo se asomaban mansiones mediterráneas. Toma como ejemplo la residencia del Touzet Studio que ha adquirido recientemente Cris Bosch, jugador estrella del Miami Heat. “Es un buen ejemplo de lo que pide el mercado. La tecnología hace necesario espacios y materiales a tono con la función. Los teatros en las residencias de lujo son comunes y las cocinas y los baños cuentan con equipos sofisticados que a veces no son fáciles de adaptar a una construcción tradicional. Aunque admiro la belleza señorial de las mansiones mediterráneas, en estos momentos la mayoría de mis clientes quiere contar con todas las comodidades disponibles sin dejar de disfrutar de las vistas, tomar sol y recibir a los invitados afuera cocinando mientras miran al mar. Por eso buscan espacios más dinámicos y transparentes desde todos los ángulos y una conexión directa con lo que los rodea”.

En zonas más urbanas donde la conexión con el exterior es más limitada el Touzet Studio ha explorado otras soluciones y también ha encontrado inspiración en otros aspectos de la arquitectura moderna cubana. Jackie habla de su interés por la mansión de Catalina Lasa en La Habana construida por la firma de Govantes y Cabarrocas en el 1926 y decorada por el joyero Rene Lalique. En este caso es la atención al detalle en las superficies como paredes, techos y pisos, y en las rejas, muebles empotrados, vitrales, e iluminación lo que cautivo a los Touzet y con ese mismo espíritu minucioso, sin caer en excesos, han enfatizado la elaboración de los interiores.

Lo indudable es que estas nuevas generaciones de arquitectos con raíces cubanas, como Jackie y Carlos Touzet, al cruzar el Estrecho de la Florida trajeron en su equipaje oen el de sus padres, una serie de conceptos en los cuales han fundamentado su obra. Encontraron un entorno similar y en él depositaron las semillas que hoy en día crecen por todas partes. Lo que no lograron construir en su país de origen ha encontrado unaopción casi ideal en Miami.

DOWNLOAD PDF

Share Post